martes, 6 de marzo de 2018

La edad de las preguntas… y cómo manejarla

Preescolar, Primaria y Secundaria

―¿Por qué es azul el cielo?
― Pues es azul porque la luz del sol… ehm, este…
―¿Por qué la luna no se cae?
―No sea cae porque… ehm, este…
―¿Cómo puede ser infinito el universo?
―…

Entre los 3 y los 4 años de edad, los niños no dejan de hacer preguntas. Esto es normal y muy bueno. Están conociendo el mundo que los rodea y quieren descubrir cosas nuevas. Por esto acuden a sus padres con una larga lista de preguntas. Muchas veces, sin embargo, esta situación puede ser estresante, sobre todo porque las respuestas a esas extrañas preguntas no son tan simples… o no las conocemos. Según un estudio realizado en el Reino Unido, 93% de los padres no han sabido cómo contestar algunas de las preguntas que sus niños les han planteado.

Antes de perder la calma y pedirle al niño que deje de preguntar sobre el porqué de las cosas, ten en cuenta que de ti depende alimentar su curiosidad y darle ese primer empujoncito hacia un amor duradero y perenne por el aprendizaje y la sabiduría. Es tu responsabilidad cultivar su espíritu de investigación. 

No se trata de que le des una explicación muy sofisticada sobre todo lo que pregunta, sino que lo animes a seguir preguntando. Y si no conoces la respuesta de algo, admítelo. No tiene nada de malo decir “no sé”. Puedes aprovechar la edad de las pregunta para construir un vínculo fuerte con tu hijo y para mejorar la comunicación entre ambos.

Si desconoces algo, ¿por qué no le propones que los dos lo investiguen? Este es un pretexto perfecto para ojear libros o para visitar una librería bonita en tu ciudad. Este tipo de actividades podrían ayudar a que tu hijo desarrolle el gusto por la lectura y la investigación. 
También puedes realizar sencillos experimentos caseros con tus hijos para explicarles algún fenómeno científico. ¿No es esto lo que hacía ese científico loco de la televisión que fue muy popular en México? 

No huyas de la edad de las preguntas, aprovéchala para construir una relación fuerte con tu hijo. En fin, ¿sabes por qué es azul el cielo? Quizá con la ayuda de un prisma se lo puedas explicar a tu hijo. 

Brinda la mejor educación Preescolar, Primaria y Secundaria en el Colegio Británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 herramientas de aprendizaje que todo plantel educativo debería tener

La infancia y preadolescencia son dos etapas particularmente importantes en la vida de tus hijos, ya que es durante esos períodos cuan...