jueves, 21 de junio de 2018

Educación y vida práctica, el nuevo modelo educativo

Preescolar Guadalajara

El entorno de violencia, desigualdad, racismo, pobreza y otras problemáticas sociales, no hacen más que garantizar una cosa para las generaciones de futuros adultos: tendrán que hacerles frente. 

Para lograrlo, los niños de hoy requieren una formación que trascienda al aprendizaje cognitivo, y de las lecciones de español, matemáticas o ciencias en general. Estas necesidades, incluso, van mucho más allá de asignaturas como Civismo o Conducta. 

Enfrentarse a los desafíos que el mundo les promete, exigirá de toda su capacidad de empatía, socialización, tolerancia, respeto, responsabilidad, entre muchos otros valores y competencias humanas.

Por eso, las escuelas y colegios donde hoy se forman los adultos del mañana están obligadas a ofrecer una preparación integral, útil para la vida práctica, que les permita saber desde ahora cómo comunicarse y cómo informarse, para tomar decisiones importantes en el futuro. 

Aunque llegó desde la segunda mitad del siglo pasado, fue en la década de los 80’s, cuando terminó de consolidarse el método Montessori de enseñanza en México, que se caracteriza por estimular en los niños capacidades como la toma de decisiones, trabajo en equipo y la resolución de problemas.

¿Lo conoces? A continuación, te presentamos algunas ventajas de este método de enseñanza frente a la escuela tradicional: 
  • En el método Montessori, los esfuerzos de aprendizaje se encaminan a que los niños aprendan a estructurar y relacionar ideas y conocimiento, así como en un mejor desarrollo social, mientras que en la escuela tradicional persiste el conocimiento memorizado y, si bien, el desarrollo social es importante, no está entre las prioridades de enseñanza. 
  • El método Montessori se caracteriza por el involucramiento activo de la educadora en las actividades que se desarrollan en el salón de clases, sean artísticas, deportivas o académicas. La escuela tradicional se caracteriza por la figura de autoridad y dominio del profesor o profesora dentro del salón de clases. 
  • Una de las características principales del método Montessori es que el alumno forma parte activa en la construcción del conocimiento y en el proceso de enseñanza-aprendizaje, mientras que, en la escuela común, el estudiante es un elemento pasivo en el mismo proceso, ya que actúa únicamente como receptor y repetidor de lo que el docente le dice. 
  • En el ambiente del método Montessori se enseña a los niños a que su conducta esté regulada por una autodisciplina, donde conocen las reglas y las consecuencias de no cumplirlas. En la escuela tradicional, la disciplina la aplican personas externas, generalmente el profesor, director o prefectos.  
  • Grupos escolares conformados por alumnos de diferentes edades son frecuentes en el método Montessori, mientras que en la escuela tradicional es requisito cubrir determinada edad para formar parte de un determinado grado escolar.
  • Finalmente, los niños educados bajo el modelo Montessori aprenden a colaborar y compartir con el resto del grupo sus conocimientos, uniendo esfuerzos para lograr fines comunes, mientras que en la escuela tradicional las metas de aprendizaje son individuales. 
En Colegio Británico educamos con valores desde edades tempranas, conoce más sobre nosotros visitando nuestra página Preescolar en Guadalajara.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 herramientas de aprendizaje que todo plantel educativo debería tener

La infancia y preadolescencia son dos etapas particularmente importantes en la vida de tus hijos, ya que es durante esos períodos cuan...